La Aparición de San Cayetano en Convención. 

Por: Fernando Javier Jaramillo Forero. 

Miembro del Cnp-colombia 

Miembro del Centro de Historia de Convención. 

En el municipio de Convención desde el año de 1964 se celebra el 7 de agosto como la aparición de  Nuestra Señora en la Advocación de María, Virgen de la Piedrita, esa  misma fecha festeja el día de San Cayetano. La devoción a San Cayetano viene desde su aparición en una tablilla donde fabricaban tabaco, y un día notaron que perfectamente era la imagen de un santo que correspondía a la de San Cayetano. Recopilemos como escritores de Convención han hablado de este suceso.

En el libro “Convención de otros días” del escritor don Pedro Julio Vila Clavijo narra este suceso.

En un modesto rincón de la jurisdicción de Convención existe un caserío llamado Romeritos. Una precaria capilla es el refugio espiritual de sus moradores. Idolatran la imagen de un Santo aparecido o perfilado en una tabla. 

La faz de San Cayetano ha cobrado visible relieve a través del tiempo, hasta llegar a ser su figura, algo concreto. Dicen que hace muchos milagros y es factible que así sea, puesto que el lugar es muy concurrido y sobre su altarcito muchos objetos denuncian los milagros realizados. En todo caso, la fe ha encendido de fervor místico a los vecinos y habitantes de esos contornos. La historia en labios de éstos es la de que en una vez, ya hace muchos años, Luis García, hombre acaudalado, en momentos de obnubilación alcohólica, jinete en brioso alazán, entró a la Capillita y embistió como en sus locuras de caballero andante lo hacía don Quijote y, con el filo de una machetilla hirió el rostro del venerado santo. La indignación, como las olas de un mar embravecido, crecieron, ante el ultraje a la virtud de la religión, como los teólogos clasifican el sacrilegio. La Curia, con el Santísimo y en procesión caudalosa recorrió las calles principales, pidiendo el castigo divino para la afrenta inferida. La turba gritaba enfurecida: que sus bienes se esfumen, que la pobreza le muerda los talones a la miseria, en fin, el clamor vociferante tenia tatuajes de anatena: la maldición se cumplió. Murió pobre en la ciudad de Cúcuta. En la tarde gris de su vida le tendí mi mano protectora.

La cirugía plástica del tiempo no borró la cicatriz. Los días y los años aumentaron la protuberancia de la herida y como un ritual de ignominia estigmatiza el sacrilegio perpetuado.

La huella de las herraduras del brioso alazán quedaron estereotipadas en el rústico piso de la Capillita. Ellas, también, dejaron el tatuaje de sus calzas de hierro como un grito dolorido en la noche del pecado.

Asi mismo el Doctor Hipolito Latorre Gamboa, en el libro perfil de un pueblo dice lo siguiente:

Dice la leyenda, que en la mencionada fracción vivía una señora a quien agradaban las calillas; ella preparaba el tabaco sobre una tabla, cuyo aspecto no era muy agradable. Esta era una labor cotidiana, por lo cual la tabla se iba haciendo más lisa y clara en la parte sometida al frotamiento. Un dia mientras realizaba su trabajo, notó que en la parte donde colocaba la hoja se hallaba una imagen que resultó ser la Cayetano. Muy sorprendida y emocionada propagó la noticia. Pronto los vecinos acudieron a observar el fenómeno y rendir homenaje de veneración al santo. Lo convirtieron en su patrón y le hicieron capilla e iniciaron las romerías.

Cuando ya se tenía confianza en su poder para obrar uno de los vecinos le imploró un curioso favor: estaba enamorado de una joven campesina, a quien la naturaleza había dotado de muchos encantos físicos; le pidió a San Cayetano que le consiguiera el amor de esa doncella, y que le concediera el favor de que ella le aceptara todas sus propuestas. Pero el santo no lo escuchó. Enojado el caballero con su patrón calentó el cuerpo con unos aguardientes; montó en briosa mula y se dirigió a la capilla; sin bajarse de la cabalgadura; como de hombre a hombre, se enfrentó al santo. Le reclamo por no haber atendido su solicitud; desenfundó la machetilla y le hirió en el rostro, en el pecho y en una mano. Luego se retiró, con la sensación de tranquilidad que deja el desahogo del sentimiento de ira. Pero el santo lo castigó por esa actitud, en extremo irreverente; su familia se dispersó; perdió todos sus bienes de fortuna, fue despreciado por todas las mujeres y finalmente murió en gran abandono.

En el piso de la capilla quedaron marcadas las herradura mula y las heridas que recibió la imagen cicatrizaron. Sólo la de la mano quedó semi-abierta, quizá para recordar a los vecinos de la fracción el nefasto atentado.

Anuncios

IVirgen de la Piedrita. 

Por: Fernando Javier Jaramillo Forero. 

Miembro CNP Colombia.
Miembro del Centro de Historia de Convención.

Se cumplen en el día de hoy 53 años de la aparición de la Virgen Corazón Inmaculado de Maria, la cual apareció un 7 agosto del 1964.

A continuación relatamos su aparición. Virgen de la Piedrita 52 años.

Un 7 de agosto del año de 1964, cuando el municipio de Convención celebraba el día de San Cayetano, y acudía masivamente como de costumbre a venerar ahí también la imagen del santo que apareció en una tablilla donde hacían tabaco, y que luego fue herido por un devoto por no cumplir su deseo de un amor; unos niños llamados Luis Amaya y Celiar García, se disponían ir a bañarse en el pozo llamado El Colegio, lugar de recreación, ubicado en el barrio San Vicente de Paul, o las pelotas como se le conocía; a divertirse y a jugar, luego de un rato, empezaron a tirar piedras a un árbol de guayabas, pero uno de ellos noto algo particular en una piedra que tenía en sus manos, era como una imagen, sorprendidos se fueron para el casco urbano, trayéndola con ellos y mostrándoselas a varias personas, donde ninguna les dio la credibilidad a la figura que se notaba, que era la de la Virgen María.
El señor Ramón Santiago un hombre de negocios del municipio y gran devoto de la Virgen les pidió la piedrecita, y estos muchachos se las regalaron, ya que mucha gente puso en tela de juicio su hallazgo. Ramón Santiago guardo la piedrecita con la imagen, que luego mando hacia Bogotá, para que realizaran con detenimiento un examen riguroso, donde determinaron la calidad de la piedra y la cual era imposible de tallar y establecieron que la imagen era la de la Virgen. En su casa fue venerada por él y su familia, y poco después Padre Bianor Castaño sacerdote de la Iglesia San José, le dijo a Ramón que era hora que el municipio también le rindiera culto y devoción a la imagen de la Virgen María, aparecida en la piedrecita. Desde que se supo la noticia de la aparición de la Virgen en el municipio de Convención se le conoció con el nombre de la Virgen de la Piedrecita, que luego el padre José Antonio Cañizares, le cambio el nombre por el de Nuestra Señora en la Advocación de María.

El 15 de septiembre de 1966 fue bendecida con una misa especial y se realizo la procesión por las principales calles de Convención.

Desde entonces está en el cubículo realizado para ella en la iglesia san José de Convención.

En el año 2008 la familia de Celiar, uno de los niños que encontró la piedrecita, en la celebración de los 44 años de aparición de la Virgen, regalaron la oración que se realizaron en su honor a Nuestra Señora en la Advocación de María.

Las personas que visitan a Convención, pueden apreciarla al costado derecho de una de las entradas a la iglesia y mirarla con detenimiento y ver el gran numero de milagros que ha hecho esta preciosa imagen, que es una de las reliquias más valiosas de los convencionistas después del Santo Sepulcro, donado por uno de los fundadores y traído de España en el año de 1874.

ORACION A LA VIRGEN DE LA PIEDRITA

CORAZON INMACULADO DE MARIA, INFINITAS GRACIAS TE DOY POR EL INMENSO AMOR A TODOS LOS QUE RECURRIMOS A VOS. ACOGE EN TU CORAZON HENCHIDO DE AMOR LAS NECESIDADES QUE HOY VENGO A TRAERTE (HACER PETICION), CON LA PLENA SEGURIDAD QUE LAS PRESENTARAS ANTE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO PARA QUE EL HAGA LA OBRA A TRAVES DE NUESTRO PADRE CELESTIAL.
DAME MADRE SANTA SERENIDAD Y FORTALECE NUESTRA FE, PARA QUE PUEDA SALIR VICTORIOSO DE LAS DIFICULTADES ASI COMO LO HIZO TU HIJO AMADO.

GRACIAS POR TU AMOR Y POR TENER SIEMPRE DISPUESTO TU CORAZON ESPERANDO A TODO AQUEL QUE BUSQUE EN TI EL CONSUELO A TODOS SUS PESARES. AMEN.